Vrksasana – El árbol

Asana

Esta es sin duda la asana más conocida por todos y una de las preferidas de los niños en mis clases de yoga.

Con esta postura fortalecemos los tobillos y las rodillas y gracias al poder de concentración nos proporciona equilibrio físico. Los más pequeños se motivan al ver que cada vez que la realizan aguantan el equilibrio durante más tiempo. Hay que animarlos siempre y felicitarlos por sus logros.

Técnica

Ponte de pie, con los pies un poquito separados. Mira hacia adelante y fija tu mirada en un punto. Relaja el peso hacia una de las dos piernas y flexiona la contraria apoyando el talón lo más arriba posible de la pierna estirada. Cuando te sientas preparado, puedes elevar los brazos por los lados y juntar las palmas de las manos por encima de la cabeza. Si lo prefieres puedes abrir los brazos en cruz para sentirte más estable o juntar las palmas de las manos en el centro del pecho. Cuenta hasta 10 y relajas la pierna para realizar el mismo ejercicio con la pierna contraria.  Recuerda enfocar la mirada para mantener el equilibrio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s