¿Cómo iniciar a los niños a la meditación?

La meditación para niños es una de las herramientas más solicitadas en Educación Emocional.

Los padres cada vez somos más conscientes de que los pequeños no necesitan estar constantemente entretenidos y estimulados y que ellos también pueden beneficiarse de unos minutos de meditación para conocerse, relajarse y disfrutar de un momento de calma. Es más, deberían aprender a tener momentos de calma para lograr alcanzar y mantener un bienestar físico y mental.

Un primer paso para iniciarse a la meditación es aprender a respirar, es esencial para realizar la práctica de forma correcta. Por eso os aconsejo que empecéis con vuestros hijos con ejercicios de respiración y una vez lo tengan integrado podremos seguir con las meditaciones guiadas.

Aquí os dejo un paso a paso de cómo realizar una meditación de forma sencilla, sin necesidad de más material que la voz de papá o mamá. La podéis realizar en cualquier momento del día pero es muy recomendable hacerla como parte de la rutina al acostarse ya que calmará y relajará a los niños.

Exhalación con manos entrelazadas
Inhalación con manos entrelazadas
  1. Encuentra una posición cómoda para tu peque recostado sobre una superficie plana y cómoda. Puede ser en el sofá, en la cama o en una esterilla en el suelo.
  2. Dile que coloque sobre el vientre sus manos entrelazadas o un objeto ligero, como un peluche o un cojín. Las manos o el objeto deben subir a medida que inhala el aire y deben bajar mientras exhala el aire lentamente.
  3. Indícale que inhale por la nariz y exhale por la boca y que los hombros y el cuello se relajen con el movimiento del abdomen. Repetir unas 15 veces.
Inhalación con peluche

Seguramente no sepan mantener la mente en blanco, sin pensamientos, algo totalmente habitual, sobre todo en las primeras sesiones. Lo que pueden hacer para conseguirlo es decir dos palabras mentalmente mientras respiran: “Estoy”, al inhalar; “relajado”, al  exhalar. O pueden contar lentamente hasta cuatro: “1,  2, 3, 4” inhala; “1, 2, 3, 4” exhala.

Exhalación con peluche

Podemos utilizar frases para hacer una pequeña introducción a una meditación con visualización como por ejemplo:

  • “Inhala todo lo bueno y exhala todo lo malo”
  • “Inhala valor, tranquilidad y exhala miedo”
  •  “Inhala alegrías y exhala tristezas”
  • “Inhala bienestar y exhala dolor”

Es posible que algunos niños, con el tiempo, respondan mejor a una visualización dirigida que les recuerde escenas, olores y sonidos conocidos o lugares favoritos.

Próximamente compartiré con vosotros una meditación con visualización muy sencilla pero muy bonita. Un viaje por todo el cuerpo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s