Cómo hacer un ojo de Dios Huichol

En el post anterior explicaba que el ojo de Dios Huichol es un amuleto de protección que se les regalaba a los niños al nacer para que tuvieran un buen crecimiento y estuvieran siempre protegidos.

Es una cruz de madera tejida con hilos o lanas de muchos colores que representan los puntos cardinales.

Hilos o lanas de colores, palitos de madera y tijeras es el material que necesitas para empezar a hacer tu primer ojo de Dios. ¿Ya lo tienes? ¡Pues empezamos!

  1. Coge un palito de brocheta y lo cortas en dos partes iguales.
  2. Ata la lana del color que más te guste en el centro de los dos palos de manera que queden bien sujetos y juntos. Haz un doble nudo.

3. Ahora da tres o cuatro vueltas de lana sobre los palos juntos.

4. A continuación los abres para formar una cruz.

5. Para fijar la cruz y que no se vuelvan a cerrar los palitos, da tres o cuatro vueltas más con la lana pero ahora por el otro lado.

6. Haz un doble nudo por detrás y corta la lana no muy a ras para que no se deshaga el nudo. Los hilitos los irás escondiendo a medida que tejas tu ojo huichol.

7. Coge otro color y haz un doble nudo en el mismo palo donde has acabado. Intenta que quede pillado el hilo que acabas de cortar.

8. Pasa el nuevo hilo por encima del siguiente palito y das una vuelta sobre él para que quede fijado. Sigue y haz el mismo paso en el siguiente palito.

9. Si eres diestro tejeras en el sentido contrario a las agujas del reloj. Si eres zurdo lo harás en el sentido de las agujas del reloj. Lo que es importante es que el hilo pase por encima del palo y además des una vuelta sobre el mismo antes de pasar al siguiente palito.

10. Teje tu ojo de Dios y da tantas vueltas como quieras pero acaba en el mismo sitio donde empezaste para que todos los lados tengan las mismas líneas. Haz doble nudo corta y cambia de color.

11. Una vez acabado nuestro ojo de Dios rematamos con unos dos o tres nudos.

12. Para colgar el mandala utilizaremos 2 o 3 trozos de lana de los mismos colores que has utilizado para tejerlo. Córtalos bastante largos de unos 35 cm aprox.

13. Pasa la lana que has cortado entre las dos o tres primeras líneas del mandala. Entrará por un lado y saldrá por el otro.

14. Haz un buen nudo para atar todos los extremos de las lanas y pásalo como indica la imagen para que tenga un acabado más bonito.

15. Puedes dejarlo así o puedes cortar otras 2 o 3 tiras de lana de los mismos colores para colocarlos de la misma forma que has hecho antes pero esta vez en el extremo inferior del mandala para que queden unos flecos colgando.

¡Espero que os haya gustado!

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s